Levántate y siéntete espléndida

Una buena forma de comenzar el día es tomando conciencia de nuestro cuerpo y sus movimientos. Esta práctica de sensibilidad nos ayudará a despertar la vitalidad.

Para obtener mejores resultados, conviene leer las indicaciones y repasarlas antes de ir a dormir. A la mañana siguiente  podemos desarrollarla dentro de nuestras posibilidades.

*****

Sin salir de la cama, mueve lo que puedas mover… los dedos del pie, el codo, una pierna. Al principio con suavidad. Luego un poco más rápido y con ritmo. Hazlo siempre de tal manera que te haga sentir bien.

Rueda a un costado, hacia el borde de la cama, hasta quedar sentada. Extiende entonces la parte inferior de las piernas por encima del borde y balancea suavemente los pies hasta el piso. Puedes ayudarte empujando con el codo.

Mueve la parte superior del cuerpo a derecha e izquierda. Sentada en el borde de la cama, ayúdate apoyando las manos y flexionando los codos. Poco a poco deja de impulsarte con los brazos y deja que la cintura haga el trabajo, sin forzar, la sensación debe ser placentera.

Hamácate adelante y atrás. En la misma posición. Deja que primero vayan los hombros y luego la cintura.

Desliza la mano derecha por el lado externo de la pierna derecha hasta el suelo. Mira hacia la izquierda mientras lo haces. Lleva la mano con levedad, como si fuese un masaje suave que te permite descubrir la forma y textura del músculo de la pantorrilla. Observa las áreas de tensión y cómo puedes relajarlas. Repite el movimiento 4 veces, lentamente, descansando cada vez que vuelves arriba.

Repite la misma secuencia del lado izquierdo, mirando a la derecha cuando vas hacia abajo.

Alterna una vez a la derecha, otra vez a la izquierda.

Desliza ambas manos hacia abajo, al mismo tiempo, por los costados de las piernas. Si te resulta cómoda, permanece unos instantes en esa posición.

Apoya los antebrazos sobre las piernas, cerca de las rodillas. Balancéate adelante y atrás. Notarás que poco a poco aumenta tu flexibilidad y que la región lumbar se mueve hacia dentro y hacia fuera.

Para levantarte deja que tus brazos cuelguen, mira hacia arriba y déjate ir hacia delante, casi hasta caer, hasta que se dispare tu reflejo de ponerte de pie.

¡Recuerda que estos no son ejercicios! Son secuencias de movimientos diseñadas para desarrollar la sensibilidad e incrementar la sensación de vitalidad al despertar áreas que no solemos usar.

9 comments on “Levántate y siéntete espléndida

  1. ¡Felicitaciones María Clara!
    ¡Qué valiosa iniciativa!
    Muy bueno el contenido de esta página inaugural y muy lindo el diseño!

  2. Clara! me gusta tu nuevo blog, me mareé un poco con el ejercicio jaja! besotes y espero que sigas actualizándolo con info que nos ayude a estar y sentirnos mejor. Te quiero, Gabi

  3. Ah! …Pero yo me levanto siempre así!!! je je…
    Felicitaciones Clara!!! Muy … Excelente!

  4. Desde Rosario te envio este comentario muy util el blog espero poner en practica todo lo que me regalaste y verte en Rosario y Gracias

  5. me gustó tanto que le enviaré la dirección a mis hijas , así se benefician ellas tanmbién suerte y gracias

  6. mi hija me dio esta direccion.
    voy a poner en practica estos consejos!.
    en abril tengo que operarme de cadera izquierda.
    saludos.betty de rosario.

  7. qué buena hija!
    te aseguro que esta clase tan sencilla da excelentes resultados.
    Es tan importante el pre-operatorio como el post, cosa que se olvida a menudo. Te deseo lo mejor para este momento difícil…seguiremos compartiendo buenas cosas.

  8. Clarita!!! me llamo raul, soy de jujuy, instructor de tai chi chuan. y tengo conocimiento de eutonia. encantado de saber de ti, y con gusto empieso a visitar tu sitio, facinado por lo que muestras, muchas gracias por tu generoso aporte a ese grupo de la humanidad que busca (y a traves de su cuerpo) el contacto con el SER….
    Un abrazo y espero saber mas de ti.

    Raul

Deja un comentario